Precio de un ERP para pymes reparadoras del hogar

Uno de los factores que más interesa a una pyme cuando está interesada en hacerse con los servicios de un ERP es su precio: ¿cuánto le costará el servicio? ¿Se paga cada mes? ¿Qué cuota fija se impone? ¿Será rentable para la empresa? En el ramo de los reparadores de hogar esto no es diferente. No solo supone una gran diferencia tener o no tener el respaldo de un ERP para gestionar las tareas del día a día, sino que también a qué ERP se confíe su empresa.

Cuánto cuesta un ERP para reparadores de hogar

Queda claro del párrafo anterior, por tanto, que valorar el precio de un ERP es cuestión de muchas variables. Cada empresa es un mundo y hay que tomar en consideración las características de las mismas y sus necesidades. Dicho lo cual, ¿qué tener en cuenta para evaluar el precio de un software de gestión?

Cuánto cuesta ERP

Las empresas de reparaciones de hogar y colaboradores de seguros pueden contestar a esta pregunta con una sencilla relación de las tareas que necesitan que el ERP les resuelva.

Un buen ERP para reparadores de siniestros debe contar con una gestión de siniestros integral: desde la integración de la asignación de manera automática al seguimiento, citación, baremación y facturación del expediente. Debe contar con partes de trabajo digitalizados en los que se recojan las firmas de los asegurados. Debe dar la posibilidad de crear todo tipo de informes personalizables para consultar el estado de la empresa en todo momento con un par de clics. Es necesario que se acompañe de aplicaciones de movilidad para los operarios para erradicar las tareas repetidas y establecer una comunicación en tiempo real entre la oficina y la visita.

DESDE LA INTEGRACIÓN DE LA ASIGNACIÓN DE MANERA AUTOMÁTICA AL SEGUIMIENTO, CITACIÓN, BAREMACIÓN Y FACTURACIÓN DEL EXPEDIENTE

A esto se pueden sumar otros extras, como generación de informes fotográficos en PDF para compañías, centralitas IP con llamadas robotizadas o herramientas de seguimiento para asegurados, con la posibilidad de cobrar a sus clientes con tarjeta, sin invertir en ninguna tecnología extra.

Nube vs local (futuro vs pasado)

Con la lista ya hecha, toca comparar las diferentes opciones. El primer descarte se da entre programas en la nube y programas en local. El cloud computing se impone cada día por su comodidad y lleva años demostrando que, precisamente, no le falta seguridad. Permite trabajar en cualquier plataforma (PC, tableta…) y desde cualquier lugar en el que haya conexión a la red.

Otro descarte inmediato se da en las limitaciones: cuántos usuarios, cuántas compañías, cuántas empresas… Estas limitaciones suelen subir el precio al exceder de cierto número. Y no solo en el uso. Hay que leerse bien el contrato para ver las limitaciones en materia de transferencias de datos o soporte.

Y llegamos al formato de pago. Puede ser una licencia (sucede en los software en local, cuya licencia hay que pagar con cada nueva versión); o puede ser pago por uso, ya sea por usuario o por expedientes. En PWGS el pago se hace estrictamente por uso. Parece lo más justo: pagar por lo que se usa. En PWGS se cobra por expediente tramitado, sin fijos mensuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *